miércoles, 8 de abril de 2020

Una forma de vida diferente


Unas semanas antes de tener que quedarnos en casa por el Coronavirus, me encontré por la calle con un antiguo profesor mio. Me paré a saludarle y le presenté a nuestra nueva hija, la pequeña que ha llegado a casa en acogida.

Cuál fue mi sorpresa que unos días más tarde me llamaba un número desconocido y era él, interesado en que escribiera para la revista del colegio contando qué es esto de la acogida y por qué lo hacemos.

He de decir que desde que la pequeña está con nuestra familia una de las cosas que más me conmueve es la reacción de la gente que la conoce y se interesa por ella. Las preguntas, la sorpresa y el asombro que genera.

Todo el mundo sabe qué es la adopción, pero muy pocas personas saben lo que es la acogida. Así que, aunque estos días de confinamiento en casa con 3 niños pequeños y un bebé son muy intensos y con pocos momentos de tranquilidad y silencio, no quiero perder la oportunidad de escribir para daros a conocer 
una forma de vida diferente.

pies niños circulo caminaré

El acogimiento familiar es una medida de protección para aquellos menores que, por diversas razones, no pueden vivir con sus padres y es una alternativa preferible a la de enviarles a residencias tuteladas por la administración. La familia acogedora puede ser su propia familia extensa (abuelos, tíos, etc.) o una familia ajena, como es nuestro caso, que se compromete a cuidarlo, educarlo e integrarlo como a un miembro más de la misma, sin perder la relación con la familia biológica; ya que la finalidad del acogimiento no es suplantar a la familia de origen, sino apoyar y facilitar la reintegración con la misma.

Sin embargo, la adopción es un recurso orientado a proporcionar una familia a niños que carecen de ella o que, aun teniéndola, no podrán volver a vivir en ella. Es una medida definitiva e irrevocable, creándose una relación de filiación exactamente igual que la de un hijo biológico, que genera los mismos derechos y obligaciones, cesando todo vínculo y relación con la familia biológica.

Ahora que ya os he contado qué es el acogimiento y las diferencias con la adopción, voy a contaros de dónde nace nuestra decisión de acoger.

Lo primero deciros que somos una familia muy normal, no tenemos capacidades ni cualidades especiales, salvo que no nos gusta acomodarnos
Para mi marido y para mí “la vida es de los que arriesgan” y eso ha ido marcando nuestra vida en común. Nos casamos jóvenes (para la media de hoy día). Con un bebé de apenas 5 meses, nos fuimos a vivir a la República Dominicana para trabajar en una organización de cooperación internacional durante 4 años.  Y ahora somos familia numerosa con un bebé acogido.
Caminaré acogida

Vivir en otro país durante varios años, conocer otra cultura y romper con tu zona de confort, te abre la mente y la mirada, mucho más cuando el país al que vas sufre pobreza y grandes desigualdades sociales. Vivir cómodamente está bien, pero se puede vivir feliz con lo necesario, sin caprichos y en una casa más pequeña, porque en el mundo hay muchas injusticias y necesidades como para quedarse con los brazos cruzados. Pero no hay que irse al “Tercer Mundo”, aunque nosotros lo hicimos y lo vivimos en primera persona. A nuestro lado tenemos gente que lleva años en paro y pasa dificultades, inmigrantes que vienen buscando una vida mejor, niños con familias muy desestructuradas, gente mayor que está sola…. y qué decir de las consecuencias de lo que estamos viviendo estos días con el COVID19.

Para nosotros la gente que está a nuestro lado es un reclamo a salir de nuestra comodidad y superficialidad, las necesidades que vemos y que nos tocan, nos llevan a ponernos en marcha para ayudar y acompañar en la medida de nuestras posibilidades. Esto hace que estemos implicados siempre en muchas cosas, tanto personal como familiarmente.

estela de cometaFamiliarmente, incluidos nuestros hijos, hacemos un voluntariado en el que una vez al mes  con un grupo de amigos de la Asociación Estela de Cometa llevamos de excursión a un grupo de niños (aproximadamente entre 4 y 14 años) que viven en varias residencias de la Comunidad de Madrid. Son niños como todos, comparten juegos, risas y canciones con nuestros hijos, y tienen el mismo deseo de ser felices y de ser queridos que tenemos nosotros.

Además tenemos la suerte de conocer de cerca a otras familias que acogen.  Para nosotros siempre ha sido muy atractivo este modo de abrir la familia a las necesidades de los demás, lo cual no implica que esté exento de dificultades y sacrificios.

A raíz de conocer distintas residencias y esta realidad más de cerca, te das cuenta de que hay muchos niños y muy pocas familias de acogida. Y no sólo eso, hay muchos bebés viviendo en residencias, esperando de una familia el apego fundamental que necesitan los primeros años de vida. Así conocimos la acogida de urgencia, un programa específico para acoger a niños de 0-6 años durante un corto periodo, no más de 6 meses, y que tiene la finalidad de dar una respuesta inmediata mientras la administración realiza un diagnóstico y evitando que en ese periodo vayan a una residencia. Comenzamos a informarnos de este tipo de acogida y descubrimos que cuadraba para nuestra familia, quizás fuera para lo que estábamos llamados en este momento.

Acoger a niños en nuestra casa surge de esta necesidad concreta que se nos ha puesto delante. Podríamos mirar para otro lado o poner mil objeciones (que puede haberlas: pensar que no es para nosotros, que no es el momento, que no somos capaces, el espacio en casa,…) Pero nosotros preferimos ir viendo las señales que nos han ido llevando a ello, valorarlo, pensarlo y finalmente decir… ¿y por qué no?

Porque el problema no es si puedo o no, o si soy capaz o no. Lo importante es tomarse en serio el deseo o la pregunta que nace en nosotros frente a la realidad. Quizás no puedas hacer nada, quizás tú no tengas que acoger. Pero no vale con quedarse indiferente, decir “pobrecitos” o ya lo harán otros.

Cuando la gente te dice: qué buena eres… yo no podría…. qué mal cuando te lo quiten… A nosotros nos han dejado a esta niña un tiempo para cuidarle y darle todo nuestro amor sin medida. Lo que estamos viviendo no nos lo quita nadie. Lo hacemos conscientes de que lo mejor para este niños es partir a un lugar mejor donde se le dé una estabilidad, ya sea en otra familia de acogida o con su familia, y ojalá sea con su familia, porque el éxito de la acogida es que estos niños puedan volver con sus familias, porque sus familias les quieren, aunque no se puedan hacer cargo de ellos.


Nosotros (y nuestros hijos) recibimos y aprendemos más acogiendo a esta niña en nuestra casa que todo el amor y los cuidados que nosotros podamos darla. Y acogiendo a estos niños, aprendes a amar verdaderamente, sin poseer, sin esperar nada a cambio. Aprendes a querer mejor a tus hijos (y a tu marido), a no tener pretensión sobre ellos.

manita bebe caminaréPara mí la vida es más bella cuando la comparto con los demás y salgo de mi comodidad, aunque a veces cueste. Porque en el amor, las matemáticas tienen otras reglas. El amor no se divide, el amor se multiplica.

¡Y así comienza una nueva aventura!





Si no quieres perderte ningún post ¡suscríbete! o sígueme en Facebook

Y por supuesto, SI TE GUSTA, ¡COMPARTE!

si te gusta comparte


viernes, 27 de marzo de 2020

Entre PAÑALES...


En tiempos de quedarse en casa por el Coronavirus, “siempre” hay un hueco para todo (o por lo menos, se intenta). 
No siempre es fácil. 4 niños todo el día en casa reclaman mucho. Un bebé que demanda tomas, cambios de pañal y brazos; y tres niños en primaria con tareas y un “mamá” constante. Quizás en otro post, si el tiempo me lo permite, os cuente cómo lo llevamos, cómo intentamos hacer estos días, pues si antes no me aburría, estos días mucho menos. Lo que sí estoy intentando hacer, copiando a un buen amigo, es hacer un diario, para recordar estos momentos y, sobre todo, hacer un balance (positivo) de cada día.

La pequeñita ya lleva casi 2 meses con nosotros. Estamos convencidos de que en estos momentos, más que nunca, éste era su lugar y estaba destinada a llegar a nuestra familia.
Aunque no hacía tanto tiempo que no había un bebé en casa, hay cosas que nunca se olvidan. Pero una vez más, he vuelto a sentirme “madre primeriza” y los pasillos del supermercado de la zona de bebés se han convertido en un mundo por descubrir. Cientos de marcas y modelos para ofertar un mismo producto; da igual si son pañales, toallitas, biberones, tetinas, chupetes, champús, geles, leche de fórmula… y un sinfín de accesorios que pretenden hacer nuestra vida más fácil (reemplazando muchas veces nuestro sentido común y nuestra capacidad de ser padres…).

Probando pañales Nunex

Os imaginareis que con una bebé en nuestra casa lo que más abundan de nuevo, entre otras cosas, son los pañales. Por eso, aunque llevaba tiempo sin acudir a ningún evento de Madresfera, cuando me llegó un mail para probar unos nuevos pañales no dudé en apuntarme.

He recibido en casa una caja con pañales de la marca Nunex talla 2 (3-6 Kg) Gama Premium Care. Y sin más dilación los hemos probado.

nunex muestra

He de decir que nunca he sido fiel a las marcas, apuesto más por la calidad-precio que muchas veces ofrecen las marcas blancas, pero me gusta probar nuevas opciones que aparecen en el mercado, mas cuando parecen apostar por lo natural, lo sano y el medio ambiente. De hecho, el primer mes hemos probado 6 marcas distintas de pañales.

Nunex Worldwide es una compañía portuguesa líder en pañales para bebés. Aunque en España todavía no es muy conocida, nació en 2012 y actualmente está presente en 24 países, como Alemania, Reino Unido o Francia. Cuenta además con 20 años de experiencia en cuidado e higiene personal del Grupo GHost al que pertenece.

Su calidad viene dada por la gran cantidad de beneficios añadidos que incorporan a sus pañales, entre los que destacan las barreras anti-fugas y la adaptación mejorada al cuerpo del bebé, sin olvidar los materiales de origen natural de sus pañales y la eliminación de parabenos, látex o perfume perjudiciales para los recién nacidos.

Nunex destaca por su amplia gama de productos en la que incluyen tres categorías de pañales:

·    Premium Care: para el cuidado especial de los recién nacidos.
Talla 1 (2-4Kg) y talla 2 (3-6 Kg), la que hemos probado.
La cobertura exterior es bastante suave y traspirable. Siendo muy cómodos y adaptándose muy bien al cuerpo del bebé.
Están formados por una capa interna adicional súper suave con alta concentración de perlas de gel que mejoran la velocidad de absorción y retención, manteniendo la piel seca de su bebé por más tiempo. Además las barreras laterales anti-fugas reforzadas evitan los escapes.

nunex premium care

·   Active Dry: con un núcleo compuesto de celulosa súperabsorbente. Tallas de la 3 a la 6 (hasta 28 kg).

·   Nature: con materiales de origen natural.

La calidad de Nunex viene avalada por años de experiencia y se ha visto reconocida con dos premios a sus pañales Active Dry:
Premio Producto Cinco Estrellas (2018) en la categoría de pañales de bebés.
Premio Europeo de Innovación en Paris (2016) en la categoría Baby Care.


Nosotros hemos quedado bastantes contentos con estos pañales, la verdad es que no tienen nada que envidiar a otras grandes marcas. Sin duda, los recomendaría y volvería a comprar.



Para más información os dejo el enlace a su web, desde donde también podéis adquirirlos.



comparte nunex



viernes, 20 de diciembre de 2019

La familia crece


Llevo tiempo con ganas de escribir y hoy no puedo posponerlo más. Retomo el blog después de una temporada larga sin escribir con una cosa importante que contaros.

Desde septiembre del curso pasado rondaba en mi cabeza la necesidad de seguir dando pasos y de valorar si comenzaba a ser el momento de retomar el trabajo remunerado al ir notando que los niños comienzan a no ser tan pequeños. Finalmente decidí pasar ese curso tranquila, sin pretensiones, con lo que fuera saliendo de asesorías y disfrutando de estar en casa, de tener ese tiempo compartiéndolo con mis hijos; porque la infancia de tus hijos no la puedes recuperar, pero el trabajo sí.

Pero fue un curso en el que personal y familiarmente han sucedido cosas importantes que para este nuevo curso van a ser decisivas...

Oficialmente acabo de salir de cuentas. Semana 38. A partir de ahora en cualquier momento nuestra vida cambiará de un día para otro. Sí, como oís. Porque aunque no estoy embarazada, a nuestra familia van a ir llegando bebés a los que vamos a cuidar con todo el amor del mundo durante una temporada. ¡Somos FAMILIA DE ACOGIDA DE URGENCIA!

casa de acogida

En la vida te van sucediendo cosas que, si estás atento, van marcándote el camino a seguir


Para contaros qué significa esto y de dónde nace tenemos que remontarnos un tiempo atrás…

Proyecto Miriram
Hace ya casi 3 años que comencé a dar mi tiempo para acompañar y ayudar a madres en riesgo de exclusión social. Madres que llegan embarazadas o con sus bebés a la Asociación Proyecto Miriam en busca de apoyo y ayuda, no sólo material y económica, sino de sustento y compañía. Madres luchadoras que están solas y que la vida no las ha tratado bien. Algunos amigos que están implicados en esta asociación nos pidieron a mí y a una amiga matrona, ir una vez al mes a hablarles de crianza, de lactancia o de cualquier tema de maternidad que pudiera ayudarlas o del que estuvieran interesadas. Yo no sé si lo que les contamos les ayuda, lo que sé es que yo, cada vez que voy, salgo conmovida por sus vidas, por su lucha y por su sufrimiento. Aprendo a no juzgar ni por las apariencias ni por las equivocaciones (quien no la cague mil veces al día que levante la mano). Y me ayuda a valorar y a agradecer todo lo que tengo. Con algunas hasta se ha creado una relación cercana y un afecto.



Estela de CometaTambién hace 2 años comenzamos a hacer un voluntariado en el que una vez al mes un grupo de amigos de la Asociación Estela de Cometa sacamos de excursión a niños (aproximadamente entre 4 y 14 años) que viven en residencias de la Comunidad de Madrid. Lo bonito es que lo hacemos en familia y así nuestros hijos pueden conocer a niños con otra forma de vida y otra realidad. Estos niños tienen familias, son hijos de madres como las de El Proyecto Miriam, pero por múltiples motivos no pueden cuidarlos ni hacerse cargo de ellos debido a lo cual la Comunidad de Madrid tiene su tutela. Estando con estos niños ves que son niños como todos los niños, que comparten juegos, risas y canciones con nuestros hijos, que tienen el mismo deseo de ser felices y de ser queridos, si cabe podría decirse que su deseo de afecto es aún mayor. Las residencias en las que viven están bastante bien, no les falta nada material, pero el ideal sería que, en vez de en una residencia, pudieran vivir en una familia que les acoja y les quiera y les dé ese vínculo y cariño que es muy difícil crear en una residencia en la que viven muchos más niños y no hay una persona fija de referencia. Porque lo que verdaderamente necesitan y les falta es el afecto verdadero, el sentirse preferidos y queridos incondicionalmente.

Además tenemos la suerte de conocer de cerca unas cuantas familias de acogida, siendo muy atractivo este modo de abrir la familia a las necesidades de los demás, lo cual no implica que esté exento de dificultades. Para nosotros todavía no había llegado el momento de plantearnos en serio la acogida, sin embargo, los niños crecen, y a raíz de conocer distintas residencias y esta realidad más de cerca, te das cuenta de que hay mucha necesidad y muy pocas familias dispuestas a acoger (a veces sólo porque no se conoce). 

A raíz de ir a las residencias, fuimos conscientes de que no solo hay muchos niños viviendo allí, también hay muchos bebés esperando de una familia el apego fundamental que necesitan los primeros años de vida. 
Así conocimos la acogida de urgencia. Un programa que acoge a bebés (de 0-6 años) durante un periodo (6 meses de media) en el que la administración busca la mejor solución para ese niño, ya sea volver con su familia, otro tipo de acogida o la adopción

Comenzamos a informarnos de este tipo de acogida y descubrimos que cuadraba para nuestra familia, quizás fuera eso para lo que estábamos llamados en este momento. Pues para ser familia de urgencia es necesario tener experiencia en crianza, que uno de los dos no trabaje (porque hay que estar de guardia con disponibilidad absoluta puesto que te llaman de un día para otro para recoger al bebé) y que el menor de tus hijos tenga mínimo 6 años. Vamos que sólo faltaba que pusieran nuestro nombre en la información.

A finales de mayo comenzamos el proceso de idoneidad (a mí me gusta decir que es casi como un embarazo). Un tiempo para informarte, formarte y decidir. Este proceso de idoneidad consta de un curso de 3 días (4 en el caso de la acogida de urgencia), varias entrevistas con psicóloga y trabajadora social, un test de personalidad y, para terminar, la visita a nuestra casa y conocer a nuestros hijos. 
Después de todo esto nuestro informe ha sido llevado a pleno, y tras ser considerado favorable nos han dado la idoneidad como familia de acogida de urgencia.

Por eso, hoy, que acaban de llamarnos dándonos la noticia, puedo decir que “he salido de cuentas”. Igual que el día que vinieron a casa, por un lado suspiras tranquila porque todo ha ido bien, pero por otro comienzan los nervios porque ahora va en serio y no hay vuelta atrás. A partir de ahora, en cualquier momento, pueden llamarnos para ir a recoger a un bebé.

Nuestros hijos  están encantados (y no es porque yo lo diga), deseosos de tener un bebé en casa, pues les encantan los bebés y ya llevaban tiempo preguntando que por qué no venía otro hermanito. Ahora no sólo va a venir un hermanito, vendrán varios, uno detrás de otro.

La acogida es una forma de vida. Y nuestra vida y nuestra familia siempre se ha caracterizado por eso. Al primero que se acoge es al marido (o a la mujer), luego a los hijos, y luego la casa y la vida se va abriendo a las necesidades de los demás: organizas cenas, comidas, meriendas improvisadas con amigos; cuidas unas horas al bebé de una amiga porque tiene que trabajar y no tiene con quién dejarlo; acoges unos días a una chica que viene del extranjero y se queda a dormir en tu casa, dedicas tu tiempo a los demás…

Ahora abrimos nuestra casa a esta necesidad concreta que se nos ha puesto delante. Podríamos mirar para otro lado o poner mil objeciones (que podría haberlas: pensar que no es para nosotros, que no es el momento, que no somos capaces, que tenemos 3 niños pequeños…) Pero nosotros preferimos ir viendo las señales que nos han ido llevando a ello, valorarlo, pensarlo y finalmente decir…

¿y por qué no?

Y así comienza una nueva aventura. 
Caminaré....




Si quieres saber más sobre qué es la acogida y sus distintas modalidades aquí tienes varios enlaces que te pueden ser de gran utilidad:





Para no perderte ninguna entrada nueva del blog 
¡suscríbete! o sígueme en Facebook

Y por supuesto, SI TE GUSTA, ¡COMPARTE!


acogimiento


lunes, 20 de mayo de 2019

Calor y Lactancia Materna

Si tu bebé acaba de nacer o nacerá durante el verano, es posible que te preguntes si el calor afectará de alguna manera a la lactancia materna.
Las altas temperaturas que experimentamos en verano en algunas ciudades o que tienen algunos países durante todo el año, tienen efectos físicos tanto en la mamá como en el bebé, por lo que es necesario tener en cuenta cuáles son las necesidades de ambos y las medidas que debemos tomar para superar las altas temperaturas y tener una correcta hidratación.

como afecta el calor a la lactancia


¿Cómo afecta el calor al bebé?

Los bebés tienen más riesgo de deshidratación que los adultos. Por ello, para mantener el correcto nivel de hidratación los médicos y expertos en lactancia recomendamos dar el pecho a demanda (sin horarios y sin tiempos). De esta manera, con altas temperaturas, si el bebé tiene sed querrá mamar más frecuentemente haciendo tomas más cortas en las que obtendrá la leche del principio que es más acuosa.


¿Hay que darle agua al bebé?

Esta suele ser una duda frecuente. Aproximadamente el 88% de la leche materna está formada por agua, por ello, el bebé no necesita tomar agua entre toma y toma si la lactancia materna es exclusiva y a demanda durante los primeros 6 meses. A partir de los 6 meses hasta el primer año de vida la lactancia materna sigue siendo el principal alimento aunque iniciemos la alimentación complementaria, de manera que si le ofrecemos el pecho antes y después de los alimentos probablemente tampoco necesitará agua (ni la querrá).


¿Cómo puedo saber que mi bebé está deshidratado?

Un bebé que está bien hidratado moja, al menos, 6-7 pañales durante el día. Por eso, un bebé deshidratado hará menos pis teniendo el pañal seco más tiempo y/o la orina será más concentrada, de aspecto oscuro y olor más fuerte. 
El bebé estará alicaído, débil, somnoliento e irascible. Incluso puede llorar sin lágrimas y mostrará la boca seca. Otro síntoma de una deshidratación aguda es tener las fontanelas hundidas y advertir una pérdida de peso.


¿Cómo afecta el calor a la mamá?

Toda madre lactante experimenta una sed inmensa al principio de la lactancia. La hormona que segrega nuestro cuerpo cuando amamantamos, la oxitocina, da sed, mucha sed, por lo que es recomendable tener siempre cerca una botella grande de agua para estar bien hidratada. Pero no es cierto que haya que tomar más agua para tener más leche. Basta con beber todo lo que necesitemos.
La madre lactante también experimenta un aumento de su temperatura corporal puesto que su pecho es capaz de regular la temperatura del bebé. Este calor se verá acentuado por las altas temperaturas, traspirando más y siendo necesaria una mayor hidratación.
Además de hidratarse bebiendo mucho líquido durante todo el día, la madre debe llevar una alimentación equilibrada. En verano las frutas y verduras de temporada en forma de ensaladas, sopas o cremas frías, zumos, batidos, etc, son un gran aliado.

Lactancia en verano
Pixabay


Consejos para reducir las consecuencias del calor durante la lactancia:
  • Dar el pecho a demanda y no dar agua entre tomas. Lo bueno de viajar con un bebé lactante es que el agua y la comida siempre la tenemos preparada.
  • Tener siempre a mano una botella de agua.
  • Vestir ropa cómoda de algodón más transpirable y ligera.
  • Evitar las horas de máximo calor para salir a pasear. Buscar siempre la sombra y sitios frescos resguardados del calor y del sol, especialmente si se va a parar a hacer una toma.
  • Evitar la exposición directa del bebé al aire acondicionado o al flujo de aire del ventilador.
  • En caso de viajar hay que tener en cuenta, sobre todo si el viaje es largo, que tenemos que acomodarnos al ritmo del bebé y a la lactancia a demanda, por lo que será necesario parar varias veces en el momento en el que el bebé lo necesite, sin prisas, aunque suponga alargar el tiempo del viaje.

Quizás también te interese qué tipos de portabebés son más adecuados para el calor. Puedes leer mi post Quiero portear fresquito en verano.





Si no quieres perderte ningún post ¡suscríbete! o sígueme en Facebook

Y por supuesto, SI TE GUSTA, ¡COMPARTE!

comparte lactancia en verano

miércoles, 20 de marzo de 2019

Naprotecnología: Una nueva alternativa para la infertilidad.


Aunque todavía muy desconocida en España, la Naprotecnología es una técnica que cada vez ayuda a más parejas en su deseo de formar una familia.

Hoy quiero daros a conocer esta técnica a través de una entrevista a Venancio Carrión.

Él y su mujer, Jordina Fabrés, son el matrimonio fundador de Naprotec en España un portal online de asesoría para temas de infertilidad y fundadores de la Asociación Española de Naprotecnología.

Entrevista Venancio Carrión
Venancio, Jordina y Marc

Venancio es marido de Jordina y padre de Marc y del que viene en camino. Tienen experiencia personal de siete años de esterilidad. Ambos, Jordina y él, son Máster en Pastoral Familiar y Monitores de educación Afectivo-Sexual. Además, Venancio es Máster en Bioética. Ambos han Asesorado y acompañado a más de 1.000 matrimonios de España y Latinoamérica.



- Buenos días Venancio. Cuéntanos cómo conociste la Naprotecnología y en qué consiste exactamente.

Conocimos la Naprotecnología por nuestra situación como matrimonio estéril durante siete años. En 2011, una profesora del Máster que estábamos cursando utilizó esta palabra al finalizar el curso, “...en EE.UU. existe la Napro”.
Ese año intentamos investigar de qué trataba esta técnica Napro, pero prácticamente no existía información y todo se refería a métodos naturales que ya conocíamos.

El 13 de noviembre de 2014, después de que se frenase nuestro proceso de adopción, decidimos volver a buscar algo sobre Napro y ese día fue nuestro primer contacto con una Doctora de Naprotecnología en España, la Dra. M.V.Mena.

Por esas fechas todavía no teníamos ni idea en qué consistía realmente la Napro. La Dra.Mena nos hizo volver a registrar gráficas. Por suerte teníamos tiempo y, al frenarse el proceso de adopción, era una buena distracción... así que volvimos a las gráficas.

En marzo de 2015, en la primera visita con la Dra. Mena, conocimos realmente qué es Naprotecnología. No es un método natural sin más, es otra realidad. Las Doctoras de Napro utilizan las gráficas de métodos naturales para llegar al diagnóstico de problemas de salud femenina que están afectando a la fertilidad del matrimonio, también miran al varón para diagnosticar problemas de salud.

Así pues, definiría la Naprotecnología como una ciencia médica que se ayuda del reconocimiento del ciclo femenino mediante la observación de la evolución del moco cervical, pide pruebas al matrimonio y estudia cada caso para llegar a un diagnóstico. No es pues una técnica para buscar hijos, y es que la medicina no puede satisfacer deseos, como nos hacen creer algunas clínicas.


- ¿Cuál es la diferencia fundamental entre la Naprotecnología y los métodos de reproducción asistida?

Lo diré rápido y con una imagen, o hacemos medicina de verdad o nos dedicamos a la estadística y a la probabilidad. O vamos a un sastre y confeccionamos un traje a medida o probamos suerte en la primera tienda con ofertas.

No son comparables, ni en el fin, ni en la metodología, ni siquiera en el precio.

La Napro es un proceso único que empieza sistemáticamente con un trabajo a medida, no se centra en el hijo deseado, busca problemas de salud. Su precio lo dará el conjunto de visitas, pruebas y medicación, no se parte pues de un pago astronómico inicial ni pasas por ciclos.

Es un camino de salud y si perseveras llegas al diagnóstico, mejoras la salud y si el resultado final es no poder tener hijos, como mínimo sabrás el motivo. Llegar a este punto facilita enormemente un camino de duelo.


- ¿Desde cuándo lleva en funcionamiento la Naprotecnología en España?
¿Qué es Naprotec y cuál es su misión?

En el año 2014 la Dra. Mena empezó a llevar casos de Napro en su consulta ginecológica. Naprotec surgió en mayo de 2015, empezamos a comunicar de palabra nuestra experiencia y al poco tiempo hicimos la propuesta a la Doctora de hacer una página web para dar más noticia y visibilidad a algo que muchos matrimonios, como nosotros, desearían conocer y les ayudaría en el camino de la infertilidad. Un camino médico de verdad y que respeta el amor conyugal.

Naprotec.es nació como la página web de la Dra. Mena en septiembre de 2016. Era un sitio de información y contacto. Sin darnos cuenta nos llegaban mensajes de todo el mundo y comenzamos a hablar con la gente, ya no era los fines de semanas con matrimonios cercanos, se trataba de matrimonios de toda España, Latinoamérica y países de Europa que nos escribían y concertaban hora de llamada con nosotros.

La misión de Naprotec es facilitar el acceso a la Naprotecnología pero sobre todo acompañar a los matrimonios que se encuentran delante de la esterilidad/infertilidad. Ayudarles en el camino hasta que llegan con la Doctora de Napro que trabajará para llegar a un diagnóstico médico.


- ¿Qué beneficios tiene la Naprotecnología? ¿Sirve para diagnosticar y tratar otros problemas aparte de una posible infertilidad?

Claro, de hecho este es el punto, como detecta los problemas de salud, mejora la situación de infertilidad/esterilidad. Estudia la salud de manera global. La fertilidad en sí no es una enfermedad, es un síntoma, tampoco es un problema es una situación que se da en la relación de dos. A mí me detectó que soy celíaco...y sí, fue mi ginecóloga (jeje).


- ¿Cualquier pareja puede realizar este tratamiento? 
¿Tiene un coste muy caro? ¿Cuál es el índice de éxito?

La base es salud femenina, cualquier mujer con menstruación puede ser atendida. Cuando asiste un matrimonio las Doctoras extienden el trabajo incluyendo al varón. No es gratis, pero tampoco es imposible. Lo bueno es que es un proceso que va paso a paso y los pagos también van paso a paso. Como dice la Dra. Mena, cuesta menos que mantener un hijo al mes.

¿Éxito? Sí, 100%, lo que hacemos es acompañar y diagnosticar. Si perseveras en el camino llegas a un diagnóstico.
Si por éxito entendemos embarazos….habría que detenerse y replantear la pregunta. La medicina no puede prometer hijos. De todas formas entiendo la pregunta y la respuesta es que tenemos conocimiento de más de 100 embarazos y ya han nacido más de 50 niños Napro, nuestro hijo fue el quinto en España y el primero en Barcelona. Nuestro segundo hijo (hemos requerido de un segundo período de investigación Napro) será cerca del número 100 en nacer.


- ¿Cuántas parejas se han beneficiado de la Naprotecnología desde que llegó a España?

Ya hemos asesorado a más de 1.100 matrimonios en España, por consulta han debido pasar más de 500 matrimonios aproximadamente.


- ¿Dónde se puede solicitar más información?

Tenemos activadas redes sociales, el whatsApp +34 659 68 23 27 y la página de la Asociación Española de Naprotecnología que es www.naprotec.es

En Barcelona atendemos presencialmente pero desde casa llegamos a todas partes y más rápido que Amazon.

Jornada Napro Madrid

Dentro de muy poco, en Madrid tendremos una jornada sobre Naprotecnología, estamos a punto de lanzar las inscripciones, será el 27 de abril de 10 a 19 horas en la sede de la Fundación COF Getafe, ya está la información en la web y en pocos días se completará con el programa definitivo y el formulario de inscripción.


Quiero agradecer a Venancio su disponibilidad para hacer esta entrevista y por darnos a conocer la Naprotecnología como una nueva alternativa a la infertilidad más respetuosa, humana y natural, que comienza buscando las causas de un posible problema y que sobre todo acompaña a la persona en su deseo de maternidad/paternidad. Ojalá cada vez más gente conozca la Napro y sea de ayuda para muchos.





Si no quieres perderte ningún post ¡suscríbete! o sígueme en Facebook

Y por supuesto, SI TE GUSTA, ¡COMPARTE!



Entrevista Venancio Carrión



viernes, 8 de marzo de 2019

Gracias Mujer

Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer. Pero para mi esta frase define muy bien mi sentimiento en este día:

"Yo soy importante. Siempre soy importante. No "en caso de". No "siempre y cuando". Soy importante. Punto"
Chimamanda Adichie, escritora nigeriana

Mujer
Google

Estoy orgullosa de ser mujer, de ser madre y de cuidar a mis hijos a tiempo completo; aunque me indignen ciertas injusticias por las que hay que seguir luchando, creo que el verdadero cambio está en el día a día, en nuestro quehacer cotidiano con nuestro testimonio.

Mi hijo mayor no entiende porqué se celebra este día y se le da tanta notoriedad en todas partes y por qué no se celebra el día del hombre. Preguntándole por qué pensaba esto me decía que él no siente que las mujeres seamos menos que los hombres, hasta me decía que le da la sensación que somos nosotras mismas “con tanta historia” las que nos infravaloramos. Y la verdad es que da que pensar. La igualdad comienza en las casas, con la educación y con nuestro ejemplo. Mi hijo es varón y no siente que su madre sea menos que su padre por quedarse en casa.

Yo como madre de tres varones, siento la responsabilidad de educarles en el valor de la persona en general (y de la mujer en particular), en el respeto y en el diálogo, para poder entender y valorar al otro. Tenemos la responsabilidad de educar a nuestros niños para que vean en cada persona un bien, una posibilidad, un regalo. Y tenemos que enseñarles que nuestro valor como personas hace que seamos iguales en derechos y oportunidades. Y esto solo se consigue en el día a día con nuestra forma auténtica y verdadera de estar en el mundo.

Es un día especial para reconocer el valor, la fortaleza, la contribución generosa y entusiasta, de tantas y tantas mujeres en la tarea de construir una nueva sociedad de forma discreta en su día a día.

Mujer gracias 
por tu presencia, 
por tu dedicación, 
por tu entrega, 
por tu cercanía, 
por tu pasión, 
por tu ternura, 
tu delicadeza, 
tu feminidad. 
Felicidades hoy y cada día.