viernes, 21 de octubre de 2016

Lo que debemos enseñar a nuestros hijos

Qué importante es todo lo que los hijos aprenden de sus padres.
Pero, ¿quién nos enseña a ser padres?
En nuestro ser queda grabado cómo nos han educado nuestros padres y, cuando nos toca a nosotros serlo, sabemos qué cosas queremos repetir con nuestros hijos y cuáles queremos mejorar. También aprendemos de otros padres y de otras familias cuya forma de estar con sus hijos nos parece atractiva y adecuada. A ser padres aprendemos cada día, a medida que nuestros hijos crecen y con las experiencias acumuladas con cada uno de ellos. Ellos también son nuestros pequeños maestros.
Como dice mi suegra: “la carrera más difícil en la vida es ser padres”. Tenemos que tener múltiples conocimientos, ser polivalentes y desarrollar infinidad de capacidades: organización, planificación, trabajo en equipo, resolución de conflictos, iniciativa, creatividad, liderazgo, motivación, oratoria, inteligencia emocional, gestión de recursos, prevención de riesgos, gestión del cambio, coaching, y así un sinfín más; pero sobre todo tenemos que ser capaces de amar sin medida.
Es un trabajo que desgasta, física y emocionalmente, pero saca lo mejor de nosotros mismos y nos ofrece las mejores recompensas. No hay recetas mágicas y a cada familia le funciona una cosa diferente, pero lo que nadie puede negar es que todos queremos ser felices y queremos lo mejor para nuestros hijos. Por eso, cada día, y cada momento, es una nueva oportunidad para volver a empezar, para pedirnos perdón cada vez que nos equivocamos y tratar de aprender para hacerlo mejor en la próxima ocasión.
Si vivimos con esta conciencia y cuidamos este deseo, nuestros hijos lo notan y aprenden de nosotros, casi sin darnos cuenta, las lecciones más importantes para la vida:
  • A amar y a ser amados incondicionalmente.
  • A creer en ellos mismos y a saber lo valiosos que son.
  • A vivir cada día, y cada momento, como una nueva oportunidad para volver a empezar.
  • A pedir perdón y a perdonar.
  • A apasionarse por la vida y a disfrutar con las pequeñas cosas y con todo lo que hagan.
  • A reconocer y disfrutar de la belleza de las cosas.
  • A ser agradecidos y valorar lo que tienen.
  • A ser generosos.
  • A comunicarse y a expresar lo que quieren y lo que sienten.
  • A soñar y a luchar por las cosas que desean.
  • A distinguir lo que les hace ser mejores personas.
  • A buscar el mejor camino por donde recorrer su vida.
© CAMINARÉ

Y vosotros, ¿qué queréis enseñar a vuestros hijos?




No hay comentarios:

Publicar un comentario