martes, 15 de marzo de 2016

¿Qué es un portabebé ergonómico?

Al decir que un portabebé es ergonómico, debemos fijarnos en el portabebé en cuestión y en la postura que adquiere el cuerpo del bebé al ir sentado en él, y no en la marca comercial.

Pero hacernos con un portabebés ergonómico no es suficiente, hay que saber usarlo, pues un mal uso de éstos también puede llevarnos a portear con incomodidad e inseguridad, algo que nunca se debe producir.


¿Qué es la posición ranita?

Para afirmar que un portabebé es ergonómico la característica principal es que la postura del bebé sea la posición ranita. Esta es la postura fisiológica del bebé que favorece el desarrollo de la articulación de las caderas y se adapta a la curvatura natural de su espalda.

Consiste en llevar al bebé o niño con las piernas abiertas alrededor de 45º con respecto al eje corporal (90º de apertura total entre las piernas), y las caderas flexionadas de manera que las rodillas queden a una altura superior que el culete. Es decir: piernas en “M”, curva de la espalda en “C”.



Para que esta postura sea posible, la tela del asiento del bebé tiene que ser lo suficientemente amplia para ir de corva a corva, es decir, que sotenga su culete y sus piernas hasta la cara interna de las rodillas. Esto garantiza que la cabeza del fémur queda perfectamente encajada dentro del acetábulo de la cadera siendo la posición fisiológica, la postura óptima de porteo, que previene problemas posteriores de esta articulación. Esta técnica de porteo incluso ayuda a solucionar los casos de displasia leves.


En los portabebés en los que el niño lleva las piernas estiradas, el peso del bebé recae sobre la zona genital en vez de sobre su culito, y la espalda adquiere una postura no fisiológica.

La posición ranita debe darse durante todo el porteo. A veces se piensa que sólo se debe cumplir durante los primeros meses, pero es necesario SIEMPRE.



Es importante tener en cuenta también la ergonomía del porteador. Que el portabebé sea cómodo para quien lo lleva es casi tan importante como que sea ergonómico para el bebé. Debe de estar bien ajustado y repartir el peso del bebé de manera uniforme en la espalda del porteador.



Quizás el portabebé que tenemos no sea ergonómico o quizás no lo estemos usando de la manera correcta, pero nunca es tarde para aprender. Y para eso estamos aquí, para ayudarnos. Pues todos alguna vez hemos sido novatos y nos hemos equivocado. Lo importante es no conformarse con cualquier cosa y buscar buena información.

Si quieres saber un poco más sobre Porteo Ergonómico puedes echar un vistazo al resto de la sección de Porteo del blog. A lo mejor te interesa conocer los beneficios del porteo o si puedes llevar a tu bebé mirando hacia delante
Y si necesitas ayuda personalizada puedes contactar conmigo en caminare.portalacta@gmail.com.






2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, hay personas que se habitúan antes al portabebes y otras que no lo hacen después, lo importante es ir bien rectos mientras los llevemos para no sufrir en la espalda, lo demás es práctica y tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Me ha encantado tu proyecto.

      Eliminar